¿Qué es aceptar y por qué nos libera del sufrimiento?

Muchas veces nos encontramos con situaciones que son difíciles y dolorosas y no sabemos muy bien cómo enfrentarlas y mucho menos aceptarlas. Creemos que es injusto que nos sucedan, no entendemos el por qué y puede hasta que sintamos una negación muy grande. 

El motivo más importante por el cual la aceptación es clave en nuestra vida, es porque aquello que más nos cuesta aceptar, es lo que más sufrimiento nos genera, y este sufrimiento nos aleja del éxito, de la felicidad, y de todo lo positivo. 

Aceptar implica abrirnos a otras posibilidades para nuestra vida y para mejorarla, implica asumir que las situaciones aparecen en nuestra vida para dejarnos enseñanzas, para aprender de ellas y llenarnos de sabiduría.

¿Qué pasa cuando no aceptamos?

Siempre que pienses en alguna situación que te genere sufrimiento, pregúntate: ¿qué es lo que no estoy aceptando?

Ante cada situación que nos cuesta aceptar, es muy frecuente que sintamos ira, decepción, rechazo, insatisfacción y que la vida es injusta poniéndonos situaciones que alteran nuestra paz interior y no nos permiten avanzar. 

Pero tienes que saber que sólo nos enfrentamos a situaciones que no hemos comprendido ni aceptado previamente, por lo que una situación difícil en nuestra vida es una maravillosa oportunidad de aprendizaje.

¿Aceptar significa dejar atrás el sufrimiento?

¡Si! 

Aceptar va de la mano de entender que el universo está regido por leyes universales perfectas y precisas. En el momento que comprendamos esto, podremos aceptar e inmediatamente se generará una sensación de paz y armonía interior que harán que nuestra energía vital ascienda, porque ya no luchamos contra las situaciones, ya no oponemos resistencia. 

La única manera de poder vivir con sabiduría y llegar a la verdad, es trabajando en nosotros mismos, en nuestras emociones, en nuestros pensamientos. Reconocer en nuestro interior nuestros valores y olvidándonos de buscar las respuestas en el entorno y en las circunstancias externas.  

Reconocer la realidad como tal y aprender a movernos en ella, aceptándose, es una herramienta maravillosa de éxito en la vida. Acepta la realidad externa como la mejor oportunidad para ti y para tu aprendizaje. Recuerda que todo lo que sucede tiene un propósito perfecto de amor dirigido específicamente a la experiencia que cada persona necesita vivir. 

Sabemos que ya aceptamos algo cuando sentimos más y esa situación desaparece de nuestra vida, porque ya nada más tenemos que aprender del sufrimiento.

Cómo aceptar con un ejercicio

Quiero despedirme de ti compartiéndote un ejercicio muy efectivo para comenzar con la práctica de aceptación y atraer la felicidad y la paz a nuestra vida:

Pon música de fondo para meditar, realiza 3 respiraciones profundas y luego evoca ese recuerdo doloroso, míralo con compasión, y presta atención de manera consciente a lo que está ocurriendo. Da las gracias por lo que pasó, por lo que ese dolor te ha hecho sentir y mira lo bueno que esa situación ha traído a tu vida. 

Habla con la vida, puedes decirle “Dejo ir esta situación porque ya he aprendido lo que me quiere enseñar”. 

Una vez que hayas podido conectar con esa situación y sientas que el agradecimiento llenó tu cuerpo y la ira se transformó en luz, déjala ir.

 

× Escríbeme